miércoles, 23 de junio de 2021

RECORTAR POR EL DERECHO, QUEDARSE EN LA CARA, DOS RECORTADORES, TRES MINUTOS

Por lo visto, toca explicar diferencias que, para cualquiera que entienda, saltan a la vista. Artículo que no habría que escribir si no se exageraran los comentarios, se dijera lo que no es o el botarate de siempre soltara por el micro papanatadas demagógicas. Utilizando el lenguaje con mesura no haría falta rebatir. Cuando se echan las campanas al vuelo, pero el sonido ha sido el de una campanilla con un megáfono al lado amplificándolo, es una pena que toque ser, una vez más, el malo de la película. 

Chus Zaldívar ante "Nocturna"
¿Por qué suele ser más complicado recortar por el pitón derecho que por el izquierdo? Pues porque la gran mayoría de vacas corridas reciben un porcentaje de recortes por el pitón derecho muy superior al que reciben por el izquierdo. Es decir, aprenden mucho más por su lado derecho. Y, ¿qué sucede si aprenden más? Pues que presentan más dificultades. Se cruzan más en sus embestidas, se anticipan más al recortador y, como ganan ventaja en la acción, hay mayor posibilidad de que acaben en tablas. Siempre habrá excepciones que confirmen la regla pero, en general, las vacas tienen más peligro y más dificultad por el derecho. Si tienen más dificultad, obviamente tendrá más mérito recortar por el derecho que por el izquierdo. Entrar a hablar de que hay vacas que se cruzan más cuando se las coge a la media vuelta que de cara, sería demasiado farragoso. Lo cierto es que, a veces, así es. Por cierto, un matiz importante es que hay que ganar la cara, si no, no se completa la suerte. Será otra cosa, pero un recorte, no. Dejamos fuera del debate los saltos o las suertes con engaño.

Roberto Constanza ante "Milana II"
Quedarse en la cara hace que la suerte del recorte tenga mucho más compromiso después del embroque. Más que si se pasa por la espalda, por ajustado que sea. Ahí habrá más peligro en el embroque, pero no en la salida, porque las trayectorias se cruzan y la vaca queda lejos del recortador para cuando quiere revolverse. Cuando se queda el recortador en la cara, las líneas se encuentran y la vaca sale en la misma dirección que el recortador. Quedarse en la cara luce mucho más al animal y le provoca menos quebranto. ¿Qué es quedarse en la cara? Pues la acción que realizan los recortadores de las anillas para poder meter los aros en los pitones. Ni que decir tiene que entraña más complicaciones que cuando, tras el embroque, se le dan vueltas al animal hasta romperlo. De la misma manera que en línea recta cuatro patas corren más que dos, a la hora de revolverse, lo tienen más fácil dos patas que cuatro. Cuanto más brava y a más velocidad llegue, más fácil es romperla y más le costará reponer y revolverse en pocos metros.

Zuhaitz Roteta ante "Emilia"
Estar dos solos en la arena implica mayor riesgo que en una capea, lógicamente. Está claro que se tiene la "ventaja" de poder hacer rueda cuando se está en pareja. Pero no es menos cierto que en las capeas o exhibiciones, no es que esté la pareja al quite, es que están ciento y la madre y que salen ya antes de llegar al embroque. Huelga decir que en las anillas, en momento de peligro, también salen todos los compañeros al quite. Estar solo dos lleva a tener que entender mucho más de terrenos, de lidias y de comportamiento de las vacas. Las complicaciones se multiplican y serán diferentes según el diámetro del ruedo. 

Asier Estarriaga ante "Acuchilladora"

Y por último tener que hacerle lo que haya que hacerle a una vaca en tres minutos implica claramente tener decisión. Hay que pensar rápido sobre la marcha y saber lidiar sin posibilidad de tener un tiempo muerto. Y eso no es lo mismo que estar en una capea, por dura que sea la vaca, salir cuando uno quiera y hacer lo que se pueda sin tiempo alguno y sin presión. Si la vaca no está como uno quiere, se espera a que esté y no hay prisa. A la presión se une una gran exigencia física. Estar tres minutos delante de una vaca requiere mucho fuelle. Un recorte suelto, con piernas, lo pueden pegar muchos. Estar tres minutos a pulsaciones muy altas y desarrollando un gran desgaste físico, de una intensidad tremenda, eso ya son pocos los que lo hacen.

Juan Casaos ante "Pericola"
Todo esto toca explicarlo porque del creador de liarla dos veces en citas televisadas dando una imagen lamentable, ser pillado haciendo trampas en algún concurso y decir por megafonía en un festejo que tal recortador no había acudido porque se había quedado de fiestas borracho en su pueblo, llega a sus pantallas el: "los recortadores de las anillas no se atreven con estas vacas y las vetan en los concursos y estos chavales sí" dicho reiteradamente en Lodosa durante la tarde del pasado Domingo. 

Hay que suponer que el que estuviera en el tendido y tuviera pensado pagar la entrada del próximo concurso que va a haber en Lodosa en Julio, tras oír eso, preferirá no ir. Gran favor a la organización de los festejos por parte de la Peña Lodosa por el Toro y el Ayuntamiento de Lodosa. Qué caro puede salir a veces lo barato.


¿La verdad? Pues que esas vacas no están vetadas, salvo en el Campeonato Nacional y el porqué de ese veto, no se diría por el micro en Lodosa... Esas vacas en 2019 salieron y las recortaron. ¿Dónde salieron? Donde los organizadores pusieron las condiciones necesarias para que los recortadores aceptaran, con Ruedo Bravo y con Toropasión, entre otros. Así de simple. ¿Por qué en otros sitios no han salido? Pues o porque no estaban las perricas o porque el bueno de Eulogio ha cedido con la petición de no desnivelar algún concurso. Cosa que otros no hacen, poniéndose al mundo por montera, aún estando desnivelados también. Por cierto, con esas vacas se exigen unos dineros (será que dan más miedo) que con otras con más "glamour", aún siendo "vacas del Pilar", en portátiles no. Que o se es vaca de portátil o del Pilar. Las dos cosas no se puede ser. Pero bueno ese es otro tema.

Saúl Joven ante "Jardinera"

Y antes de que el espabilado de turno vaya con la cantinela a quien sea. Aquí no se pone nada en contra del festejo de Lodosa. Se vendieron todas las entradas, la gente salió contenta del espectáculo y ni un pero a los actuantes que seguramente dieron todo lo que tienen y no se les quita un ápice de mérito. Enhorabuena a todos los protagonistas y a la Peña Lodosa por el Toro, por el esfuerzo que están haciendo. Ah y cuidado, que aquí es el primer sitio en el que se critica lo que hacen mal los de las anillas, incluida su reticencia a concursos fuertes. Ahora bien, lo que es, es. 

2 comentarios:

  1. De q persona hablamos ?
    Si es que se puede decir

    ResponderEliminar
  2. Víctor, expectante,de tu análisis ,del concurso de recortadores con anillas,de Mediana.
    Q bueno ,ver las dos ganaderías juntas,a ver si es lo habitual.

    ResponderEliminar